Mujer Emprendedora

ecuador2

image

Ser una mujer empoderada es ser una mujer independiente, libre, fuerte, segura de sí misma. Mediante el empoderamiento se busca que las personas, cumplan sus objetivos, que sientan que son capaces de cumplirlos y que pueden y deben trabajar en ello, pues son las únicas personas capaces de lograrlo.  

¿Cómo ser una mujer emprendedora y exitosa?  

La mujer emprendedora cree en sí misma, querer o desear algo con mucha fuerza no te llevará a conseguir tus objetivos. Pero si no tienes confianza en ti misma seguramente tampoco los alcanzarás. De ahí la importancia de tener una buena autoestima y confiar en tus capacidades. Porque emprender es una actividad de valientes. Si crees en tu éxito y además trabajas para conseguirlo, estarás mucho más cerca de él. 

Las mujeres deben enfrentarse a miles de desafíos para poder triunfar en el mundo laboral y alcanzar el éxito profesional. Una mujer emprendedora sueña con ser una empresaria exitosa para sentir que todo el esfuerzo que ha puesto en su negocio ha valido la pena. Aunque el camino no es fácil, tampoco es imposible, solo hace falta tener disposición y ganas de aprender. 

¿Qué se necesita para ser una mujer emprendedora? 

Poco a poco la mujer emprendedora va abriéndose un hueco en un campo que, parecía reservado solo para los hombres. La brecha de género empieza a romperse, pero todavía hay muchas mujeres que no terminan de decidirse a dar el paso de poner en marcha su propio negocio.  

1.- Saber comunicar: Dentro de las habilidades de liderazgo del empoderamiento femenino, destacan la comunicación, la negociación y la persuasión. La mujer empoderada es capaz de transmitir su mensaje y hacerse entender.  

2.- Tener pasión: Ser positivo, líder y tener la capacidad para trabajar en equipo. 

3.- Poseer conocimientos técnicos específicos, de acuerdo con el emprendimiento que se vaya a desarrollar, conocer el negocio, tener la formación correcta que te permita realmente diferenciarte. 

4.- Orientación al logro: Siempre buscar alcanzar los objetivos propuestos. 

5.- Independencia e iniciativa y proactividad: Si consideras que debes potenciar esta habilidad busca ayuda porque es muy importante para poder gestionar tu emprendimiento. 

6.- Autoconfianza: Resiliencia para poder sobreponerte a los tiempos malos. 

7.- Habilidad comercial y capacidad para negociar: Para poder concretar ventas. 

8.- Capacidad para tomar decisiones: Incluso en situaciones difíciles y asumir las consecuencias de lo que suceda. 

9.- Adaptación al cambio y capacidad para crear oportunidades, observar la dinámica y entender el entorno. 

 

 ¿Cómo es la actitud de una mujer emprendedora? 

Una Mujer Emprendedora disfruta lo que hace y genera ingresos con ello. Está convencida de que el camino para su libertad profesional, personal y financiera está en trabajar en ideas o negocios viables, respaldado por un plan de acción y una motivación enorme por aprender y alcanzar el éxito. 

1.- Planifica hasta los mínimos detalles: Toma en cuenta que cuando estás en ese proceso de comenzar un negocio, debes planificar absolutamente todo y ocuparte de hasta el último detalle para que todo salga según tus planes. 

  1. La disciplina y la organización, la llave el éxito: Para poder ser una mujer exitosa es importante tener todo en orden y optar por hábitos que fortalezcan esta habilidad. Busca un lugar que pueda servirte de oficina y donde todo esté a la mano, empieza a usar agendas y organizadores, usa la tecnología para tener un enfoque claro de lo que se va a realizar. Ponte metas alcanzables y medibles a corto, mediano y largo plazo. Elimina las tentaciones y siempre ten a mano un plan B.
  2. En equipo llegarás lejos: Pedir ayuda cuando hace falta no es una señal de debilidad, sino más bien de sabiduría; además las decisiones inteligentes también pasan por entender la importancia de delegar cuando hace falta y cuando hay que resolver mucho en poco tiempo. El delegar responsabilidades hace posible que el equipo de trabajo tome responsabilidades que están en sus competencias y serán de mucha ayuda para la eficiencia de la empresa o emprendimiento.
  3. Estudia, lee, prepárate y no dejes nunca de aprender: Las empresas y emprendimientos necesitan de capacitación constante. Si no tienes mayores conocimientos sobre finanzas, negocios y otros temas asociados a lo empresarial, es fundamental que adquieras nuevas habilidades, que leas libros relacionados, que te permitan obtener las herramientas que necesitas para llevar adelante tu emprendimiento.
  4. Rodéate de gente positiva, exitosa y que te den confianza: Una de las claves del éxito es, sin duda alguna, rodearte de otras mujeres exitosas y que hayan tenido experiencias positivas; procura que tu entorno incluya a personas que entiendan lo importante de un negocio propio y que hayan pasado por situaciones similares de las que te puedas nutrir.
  5. Aplica lo que te ofrece el mundo digital: Una empresaria exitosa debe estar al día en los avances tecnológicos, por ello tiene que capacitarse y hacer uso de las herramientas que puede obtener con la tecnología. Las plataformas digitales hacen posible que la empresa crezca exponencialmente y hacen posible que la planificación sea eficaz. La tecnología puede ser aplicada en el sector empresarial con el fin de hacer más competitiva y eficiente la actividad de la empresa.

7. Tómate tu tiempo para escoger a tu equipo de trabajo: Cuando llegue el momento de escoger a la gente que te va a acompañar en tu proyecto, no debes tomarlo a la ligera, pues es fundamental tener la certeza que tu equipo de trabajo comparta tus ideas, tus valores, tus puntos de vista y entienda la ética laboral desde tus estándares. 

 

¿Qué tengo que hacer para ser una mujer emprendedora? 

1.- Ser íntegra: tienes que ser congruente con lo que dices, piensas, haces y sientes; todo tiene que estar alineado, tanto para los demás como para ti misma, que es aún más importante.  

2.-Ser tenaz: jamás bajes la guardia ante la adversidad, siempre habrá tropiezos, sólo debes aprender a levantarte. En lugar de afligirte, pregúntate qué puedes aprender de esa situación y sigue tu camino. 

3.-Disfrutar lo que hace: ama lo que haces, imprímele pasión, sólo tienes esta vida para hacer lo que quieras con ella, así que aprovecha al máximo cada día y disfruta del proceso. 

4.-Tener clara su idea: ten la visión de ver más allá y asegúrate de saber exactamente lo que quieres, cómo lo quieres, para cuándo lo quieres. 

 5.-Invertir en sí misma: invierte en todo lo que te haga crecer como persona, lo que te hace rica no es el dinero sino tus habilidades. Supérate a ti misma y no te conformes con la persona quien eres, pues si eres buena, ahora podrás ser excelente. 

 

Conclusiones: 

La presencia de la mujer en el proceso emprendedor es destacada y su contribución desde diversas perspectivas es invaluable, dada la naturaleza de su personalidad y las aptitudes inherentes a su género. 

Es necesario eliminar las trabas existentes en la cultura y la educación, acabar con la percepción de que las carreras técnicas son ‘de hombres’ mitigar el miedo al fracaso y aprovechar las capacidades de las mujeres. Las empresarias están muchas veces más dotadas a la hora de generar ideas, innovar y comunicar, para hacer del entorno emprendedor un sector igualitario donde los talentos de hombres y mujeres se complementen. 

 

Referencias Bibliográfica: 

 

Elaborado por: 

Normita Mariela Flores Jaramillo  

Senior de BPS 

Contáctenos

Nuestro equipo le brindará la asesoría necesaria para cualquier requerimiento.

Conversemos
Get in touch
x
x

Share to:

Copy link:

Copied to clipboard Copy